Incultos e incivilizados

Gamberradas y gamberros, por no decir otra cosa.

Un miembro de Nuestro Rincón de Cebreros, me pidió a través de Facebook, que pusiera unas fotos de la picota. Su marido, un cebrereño vive en el extranjero, se lo dijo. Tenía ganas de ver cómo estaba. Es la añoranza de los que están lejos de su tierra.

El día 4 de mayo de 2019, mi marido y yo fuimos a hacer unas fotos para ponerlas en Facebook.

Es lamentable que esta Picota, de las que solo quedarán unas doscientas en toda España, se encuentre pintarrajeada. Son unos vándalos o gamberros quienes lo han hecho. No saben apreciar lo que ha perdurado durante tantos siglos, un legado de nuestros antepasados.

La Picota está a las afueras del pueblo, en un montículo de granito, desde donde se ven unas vistas impresionantes del Valle del Alberche. Por allí discurría una calzada, posiblemente prerromana, reconstruida unos metros, en el camino de Toledo a Valladolid. La vimos, que estaba pintada, como dicen ahora, con grafitis, para algunos, considerado un arte moderno.

A parte de criticar a los impresentables que la han pintado, también deberíamos recordarles a las autoridades que ellas son el garante y que deberían prestarla más atención. El día que hagan algo peor, nos lamentaremos y arrepentiremos no haberla cuidado como se merece. Si permitimos que se destruya este legado ¿qué herencia vamos a dejar a las siguientes generaciones?

Al Ayuntamiento, a Patrimonio y a quien corresponda que hagan algo al respecto.

Se ha mantenido erguida y conservada por años, siglos, guerras, tormentas, terremotos…y ahora unos incultos, necios e incivilizados quieran acabar con ella.

La Picota es un monumento ligado a la historia de nuestro pueblo, casi olvidada, tanto la historia como ella. Emblema de que la población era villa y no aldea. Que tenía jurisdicción civil y criminal, para juzgar los delitos y no tener que ir hasta la ciudad de Ávila. Que disponía de alcaldes propios que juzgaban en primera instancia los delitos. Sirviéndose de ella para dar publicidad a la ejecución de las penas corporales.

El Rey Felipe II con fecha 5 de mayo del año 1562 emite un Privilegio Real destinado a Cebreros, para evitar los gastos y costas que los setecientos cincuenta y cuatro vecinos, más de 3.700 habitantes, de dicha villa tuvieran al ir a buscar justicia a la ciudad de Ávila.

En 1963 se dicta el Decreto 51/1963 de 14 de marzo para la protección de monumentos menores. La Picotas han sido declaradas monumentos de interés histórico.

Josefina Mateos M.

19 de mayo 2019

Picota

Picota siglo XVI

La Picota es un monumento ligado a nuestra historia. Casi olvidada. Situada a la salida del pueblo, junto a la calzada, posiblemente prerromana. En el camino Real de Toledo a Valladolid. Majestuosa, erguida, vigilante, sobre un pequeño montículo de piedra de granito, domina el Valle del Alberche. Manteniéndose en pie a pesar del paso de los siglos.